4 reglas para mejorar el flujo de proyectos

Cada año surgen nuevas oportunidades para aquellos que nos involucramos en proyectos web. En Mantecado Creativo, desde el año pasado pusimos en práctica una pequeña lista que nos ayudó a mantenernos enfocados. Luego de haber obtenido buenos resultados, hemos decidido compartirla.

Para mantener las cosas simples, hace un año decidimos anotar 4 puntos claves para reforzar todos los días la manera en que queríamos manejar los proyectos. La mejor manera fue tener un fondo de pantalla que nos obligó a leer nuestros objetivos todos los días antes de empezar a trabajar. La lista es simple y puede ser útil para cualquier tipo de empresa creativa que maneja proyectos para clientes:

1. Hacer que los proyectos actuales sean memorables

Este es un punto que nunca tomamos en cuenta pero es la base para construir un negocio productivo. Por lo general empezamos cada proyecto con mucha emoción pero con el tiempo se puede perder la magia, llevándonos a desear simplemente terminar, entregar y cobrar. En esos momentos difíciles es que debemos recordar que los proyectos son tanto para los clientes como para nosotros y que un trabajo excepcional nos traerá nuevos y mejores proyectos.

Por eso debemos estar dispuestos a trabajar esa hora adicional para lograr pulir al máximo nuestras obras en curso. Hay que enfocarse en los detalles. Ya sea probar quince fuentes antes de encontrar la correcta, crear un módulo sin que el cliente lo haya solicitado solo para probar como queda o cualquier otro detalle que merezca la pena invertirle nuestro tiempo adicional.

Trabaja como para que Don Draper estuviese orgulloso de ti

Trabaja como para que Don Draper estuviese orgulloso de ti

2. Entregar a tiempo los proyectos

Muy importante. El punto anterior nos puede emocionar tanto en mejorar nuestro trabajo como para hacernos descuidar el rendimiento. Por eso siempre debemos recordar que estamos manejando un negocio y que el tiempo es muy valioso para el cliente.

El mejor de los proyectos puede ser manchado al no ser entregado en la fecha planificada. Así que toda esa magia adicional que le vayamos a invertir al proyecto debemos crearla con un ojo en el calendario.

3. Encontrar nuevos clientes con proyectos interesantes

Un gran cliente nos servirá para atraer otro aún más grande. Debemos aprovecharnos del gran trabajo que hicimos ayer para hoy buscar clientes que nos abrirán paso a hacer los proyectos que soñamos.

Es importante seguir creciendo a través de nuevos proyectos, así que por muy ocupados que estemos no debemos dejar de salir a la calle, socializar y estar abiertos a nuevas oportunidades.

4. Salir de clientes problemáticos

En nuestros primeros días soñábamos con tener muchos clientes y pensábamos que más siempre era mejor. Hoy en día podemos decir que hemos contado con la suerte de iniciar nuevos proyectos todos los meses y contar con una increíble cantidad de clientes.

client

No dejes que te hagan perder aún más tiempo escribiendo sobre ellos en clientsfromhell.net

Sin embargo hemos aprendido que no todos los clientes son para nosotros. Cada organización tiene sus maneras de trabajar y lo mejor es desarrollar relaciones con clientes que compartan de algún modo nuestros principios y visión. Si uno de tus clientes empieza a generar más dolores de cabeza que alegrías, no es una locura considerar terminar la relación de negocios.

Mike Monteiro en su controversial charla para Creative Mornings toca un punto importante que se debe tomar en cuenta antes de “despedir” a un cliente. El fin de una relación de negocios no debe ser en lo absoluto un proceso emocional. Son solo negocios. Por lo tanto siempre debemos terminar en los mejores términos y si es posible hasta recomendar a otra empresa que esté un poco más alineada con la forma de pensar del cliente y que creas que pueda atenderlo.

No dejes de ver "F*ck You, Pay Me" para iluminarte

Puedes ser iluminado viendo “F*ck You, Pay Me” 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>